0

Su carrito actualmente está vacío.

Por su alto contenido en mentol, también se emplea en afecciones relacionadas con el aparato respiratorio. Por ejemplo, aumenta la capacidad de sudoración, por lo que en casos de gripe y de resfrio es bastante beneficioso, puesto que ayuda a bajar la fiebre que suele venir asociada a estos procesos. Al mismo tiempo, sirve para combatir el dolor por su contenido de salicílico, principio básico de la aspirina.

De igual forma, se trata de un expectorante que ayuda a disolver las mucosidades de los bronquios y facilita su expulsión, por lo que es aconsejable su uso en el caso de bronquitis. Efectivo calmante natural.