0

Su carrito actualmente está vacío.

Las propiedades curativas del llantén son muchas, la más habitual es la de curar resfriados y gripes, aliviando sus síntomas rápidamente. También es útil para sanar la bronquitis crónica, actúa sobre la tos, la sinusitis y el asma, obteniendo beneficios para la salud. Esto se debe a que el llantén contiene potentes antioxidantes, que previenen al cuerpo del daño de los radicales libres.

Se utiliza a menudo para combatir las infecciones urinarias y otros problemas en la vejiga; también ayuda a tratar problemas comunes como la hipertensión, los niveles elevados de azúcar en sangre o el reumatismo. Además ayuda a bajar la fiebre, y actúa en el sistema digestivo aliviando el dolor de las hemorroides, frenando la diarrea, la gastritis, las úlceras pépticas y el síndrome de intestino irritable.

En algunos países se incluye dentro de los preparados naturales para dejar de fumar, ya que crea una aversión al tabaco. Y además, por su capacidad para detener las hemorragias y su poder antibacteriano, es muy utilizada para curar heridas. El llantén ayuda a regenerar los tejidos, por eso su hoja calentada se utiliza como un apósito húmedo para heridas, inflamaciones, úlceras, cortes y picaduras