0

Su carrito actualmente está vacío.

La Árnica se utiliza de forma externa para la curación de moretones, esguinces, dolor de músculos, hinchazones y en general, todas las dolencias que tengan que ver con problemas de huesos, tendones o músculos, como la artritis y reumatoides.

También se utiliza con éxito para las estrías del embarazo.

Precaución: No ingerir.